Juan Diego Blas es pelotari. Con mayúsculas. Es la pasión que mueve su vida desde que tenía 10 años y que le llevará a competir en los Mundiales de Pelota de Barcelona. Para este guatemalteco será un éxito más en un palmarés envidiable curtido en una larga lista de torneos internacionales pero donde el mayor título no son las medallas. Los títulos de Juan Diego son todos y cada uno de los partidos que juega. Porque él no es un pelotari cualquiera. Él juega con una prótesis en su pierna derecha, una limitación que no le impide querer luchar contra los mejores y que le ha valido el reconocimiento del mundo de la pelota y varios premios al juego limpio, a la constancia, esfuerzo y dedicación. La cita de Barcelona le permitirá exhibirse donde mejor se siente: en un frontón.

  • Eres el único deportista representante de Guatemala en los Mundiales de Pelota de Barcelona. ¿Es algo habitual? ¿Cómo lo vives?
  • Si así es. En Guatemala únicamente se juega en un club (Centro Español) por lo que somos pocos pelotaris. Por otro lado, como no tenemos un presupuesto en la Asociación de Frontón de Guatemala, cada uno tiene que costearse los billetes y los otros gastos, lo que hace que sea muy complicado poder participar. Pero tengo una pasión muy grande por este deporte y busco la forma de poder ir con mis ahorros y apoyos de empresas y organizaciones que me ayudan a la participación como Fastum Gel, Radical Sport, Deporade, Comité Olímpico Guatemalteco, Foot Foundation, Master Pro y 201 Oficial (que son patrocinadores personales). Es una situación un poco difícil que Guatemala no tenga más participación y por eso doy clases en una escuelita de Frontón para que haya más jugadores jóvenes.
  • En tu caso, además, juegas con prótesis. ¿Te costó coger el nivel de alta competición?
  • Utilizo prótesis desde muy pequeño ya que nací con la ausencia congénita de peroné en mi pierna derecha. Por supuesto que fue difícil y lo es aún ya que no estoy en mi más alto nivel y no digamos de los campeones del mundo. Pero poco a poco y con el apoyo principalmente de mis amigos mexicanos, los campeones Daniel García, Arturo Rodríguez y Daniel Rodríguez, y algunos más, que me han dado consejos y me ayudan a entrenar cuando voy a México, voy mejorando.  Para mi es un honor y un gran gusto poder competir en estos mundiales.  Gracias a Dios el de Barcelona es mi cuarto mundial absoluto y esperemos poder seguir participando y tal vez algún día ser de los pelotaris que han tenido mas participaciones en mundiales de la historia.  
  • ¿Como vives competir con deportistas sin prótesis?
  • Es una motivación muy grande. Me gusta para que personas que tengan algo similar a lo mío o que simplemente estén pasando por momentos difíciles puedan motivarse. Como digo siempre “los limites están en la mente”, debemos forzarnos y tratar de dar lo mejor que tenemos. En mi caso siento que es parte de mi misión en la vida. 
  • ¿Crees que el deporte adaptado debería tener más presencia en la alta competición?
  • Creo que poco a poco esto va creciendo a nivel mundial y los Juegos Paralímpicos son un ejemplo espectacular ya que cada vez hay más nivel. En el frontón lo veo muy complicado ya que he visto muy pocas personas (casi ninguna) que practiquen frontón con alguna discapacidad. Sería bonito promoverlo y que algún día se hiciera realidad.  
  • ¿Qué expectativas tienes en Barcelona?
  • Creo que será un Mundial muy especial por el lugar tan emblemático donde se realizará, en las instalaciones de los JJOO del 92, además de que es una ciudad increíble. Por la parte competitiva va a ser un mundial con mucho nivel en las diferentes especialidades. Todos los países están preparándose bastante fuerte y con la participación de pelotaris profesionales será un gran espectáculo.