Cuenta con apenas cinco años de vida pero desborda ilusión por crecer a pasos agigantados. La Federación Salvadoreña de Frontón, en funcionamiento desde 2013, confía en experimentar un gran punto de inflexión con su participación en los Campeonatos del Mundo de Pelota de Barcelona.

El evento en la capital catalana supondrá la segunda cita mundialista para el combinado salvadoreño, que ya disputó los campeonatos de México 2014 y que también participó a nivel internacional en los Juegos Bolivarianos de 2013. Se trata de un bloque que está en pleno crecimiento y que también competirá en los Juegos Panamericanos de 2019 en Lima, Perú.

El presidente de la Federación Salvadoreña de Frontón, José Salvador Ventoza-Romero, espera “hospitalidad, sana convivencia y alto nivel de competitividad” de unos Mundiales en los que su país competirá en las modalidades de paleta goma individual y frontenis por parejas, en ambos casos en categoría masculina.

El propio presidente salvadoreño, que pronosticó que México, España y Argentina coparán las plazas del podio general, irradia ilusión por reinaugurar las instalaciones del CEM Olímpics de la Vall d’Hebron, sede de los Juegos Olímpicos de 1992: “Para nosotros será un privilegio estar compitiendo en unas instalaciones deportivas tan históricas para la pelota”.

La pasión deportiva marca el día a día de un Ventoza-Romero que asistirá a la cita barcelonesa como jugador suplente de frontenis. El presidente de la federación salvadoreña profesa devoción por “la perfecta mezcla de deporte y tradición” que atesora una pelota que “genera diversión, convivencia sana y alegría deportiva, convirtiéndose en una nueva forma de vivir la vida”. Una filosofía que está calando hondo en su país y que con la experiencia de Barcelona puede alcanzar su cénit.